Coronavirus: lo que sí puedes hacer tú
coronavirus somoslatierra

Coronavirus: lo que sí puedes hacer tú

Se ha hablado mucho sobre el Coronavirus en las últimas semanas. Los medios de comunicación no han cesado de bombardear a la población con cifras de muertos e infectados creando una especie de psicosis. Han surgido incluso varias teorías conspiratorias sobre el supuesto origen oculto del Coronavirus. Que si ha sido fabricado en un laboratorio, que si lo provoca el 5G, que si es un arma de guerra silenciosa para reducir drásticamente la población a nivel mundial, que si es una estrategia económica de la industria farmacéutica… Sea como sea, lo que importa ahora es que el Coronavirus es una realidad y debemos actuar ante él. Por favor actuemos con responsabilidad. Si somos conscientes del problema y colaboramos podremos abordarlo juntos.

¿Qué puedes hacer tú ante el Coronavirus?

Quédate en casa

Ahora que nos encontramos en estado de alarma por el Coronavirus, se ha iniciado un proceso de cuarentena para tratar de evitar el colapso del sistema sanitario. La principal medida que podemos y debemos adoptar ahora mismo es permanecer en nuestras casas. Debemos hacerlo para evitar que los contagios se multipliquen y los hospitales se saturen.


Protégete del miedo


Está científicamente demostrado el impacto que tiene el miedo sobre la salud. El miedo, que en términos médicos se llama ansiedad, debilita el sistema inmunológico y causa enfermedad. Por lo tanto, si quieres protegerte y proteger a los demás, entrena tu mente con pensamientos positivos, mindfulness, meditación, yoga, relajación o cualquier actividad que disfrutes y te permita estar tranquilo y positivo. Cada vez que te observes a ti mismo teniendo un pensamiento negativo, observa ese pensamiento y dale la vuelta. Trata de mantenerte en el presente sin pensar en el pasado o en el futuro. Concéntrate en la tarea que estás haciendo ahora y trata de disfrutar de ella. En lugar de contagiar a los demás con miedo, trata de calmar a las personas que te rodean y crear un clima de confianza.

Si estás sufriendo ansiedad y no sabes cómo manejarla recuerda tres indicaciones básicas: 1- Respira despacio tomando aire con el abdomen y tratando de alargar al máximo la espiración. Si estás hiperventilando intenta respirar dentro de una bolsa de plástico. 2- Repítete a ti mismo que no va a pasarte nada malo. Estas sensaciones que sientes son solo un reflejo de la ansiedad. Todo va a salir bien. 3- Repite varias veces esta frase «mi boca se llena de saliva fluida y agradable». Está demostrado que al hacerlo segregas saliva provocando la relajación.

Comparto contigo un link a una página web donde puedes encontrar un curso de Mindfulness gratuito.

https://palousemindfulness.com/es/MBSR/gettingstarted.html

Cuida tu higiene


Simplemente debes seguir unas sencillas pautas de higiene para reducir el riesgo de contagio por Coronavirus. Lávate las manos, evita el contacto con otras personas y mantén la distancia de seguridad, tose o estornuda utilizando un pañuelo desechable y evita tocarte los ojos, nariz o boca.


Duerme bien

Ya todos conocemos los beneficios de dormir. Cuando dormimos el cuerpo aprovecha para reparar los tejidos y prepararse para funcionar correctamente al día siguiente. Es importante no solo la cantidad (7-8 horas) sino la calidad del sueño. Si no dormimos bien somos mucho más propensos a contraer enfermedades como el Coronavirus o cualquier otra. Por eso, trata de respetar los horarios de sueño, tratando de acostarte y levantarte a la misma hora. Si te cuesta conciliar el sueño puedes practicar yoga antes de dormir o tomar una infusión relajante (tila, melisa, passiflora…) La mejor postura para dormir, suele ser en posición fetal sobre tu lado izquierdo.


Respira

¿Sabes que respirar bien es tan importante como dormir para nuestra salud? Hay personas que respiran mal toda su vida sin saberlo. Cuando respiramos estamos alimentando al cuerpo con energía. Por este motivo, si no respiramos bien, nos sentimos mucho más débiles y enfermamos más fácilmente. ¿Cómo respirar bien? Por supuesto debes mantener tu casa limpia y bien ventilada para renovar el oxígeno del ambiente y evitar polvo y ácaros. Respira inspirando por la nariz y llevando el aire hacia el abdomen. Puedes colocar un libro en tu tripa para notar el movimiento de la respiración en tu abdomen y comprobar que lo estás haciendo correctamente. El abdomen debe estar relajado, no en tensión. Normalmente cuando estamos nerviosos respiramos con el pecho (respiración clavicular) y no con el abdomen. Esto significa que no estamos utilizando ni la mitad de nuestra capacidad pulmonar. Es como si estuviéramos conduciendo un coche con la reserva de combustible. Recuerda que respirar es lo que te da energía. Afortunadamente el sistema respiratorio se puede entrenar para aumentar la capacidad pulmonar y fortalecer los músculos.

Si quieres profundizar te invito a visitar esta web:

http://tecnicasderespiracion.com/comienza-tus-ejercicios-de-respiracion/


Mantente activo

No es ningún secreto que el deporte es uno de los mejores medicamentos que existen. Si quieres mantenerte sano, haz al menos 30 minutos de ejercicio al día. Si estás en casa puedes usar la bicicleta estática o bien poner la radio y echar unos bailes. Hoy en día en Youtube hay clases de todo tipo: aerobic, zumba, salsa… ¡No hay excusas para no moverse!

Ofrece tu ayuda a otros

Infórmate si en tu vecindario existe alguna persona mayor que tenga dificultades para comprar alimentos o requiere de algún tipo de ayuda. Conoce las iniciativas que se están poniendo en marcha en tu zona de residencia y colabora.

Alimenta tu salud


Una vez leí una frase muy sabia que decía: «Si tus alimentos no son tu medicina, tarde o temprano las medicinas terminarán siendo tu alimento«. Si quieres fortalecer tu sistema inmunológico, debes conocer los alimentos que pueden sanarte y mantenerte fuerte. Por supuesto también debes evitar alimentos que te enferman como el azúcar, las grasas saturadas, los alimentos procesados, etc. Los protagonistas de tu despensa deben ser, por supuesto, las legumbres, verduras y frutas.


Algunas recomendaciones alimentarias para mantenerte sano:


1- Bebe agua

Un cuerpo sano debe estar correctamente hidratado. Además, hay una serie de infusiones que son especialmente recomendables: equinacea, tomillo, regaliz, llantén y gordolobo.


2- Toma vitamina C

La puedes encontrar en kiwis, naranjas, pimientos rojos


3- Toma todos los días ajo y cebolla

Son dos superalimentos antivirales, antibacterianos y con infinidad de propiedades beneficiosas para tu salud. Lo ideal es comerlos crudos pero dado que el ajo es bastante fuerte puedes hacer la siguiente preparación:

Llena un cazo con agua y agrega una cucharada de sal. Cuando hierva añade 150 g de ajos pelados y déjalos 3 minutos. Después enfría los ajos bajo el grifo. Embótalos cubiertos con 50% vinagre de manzana, 50% agua y una cucharada de sal. Podrás consumirlos en 24 horas. Una receta fácil, muy rica y saludable. Toma todos los días un par de dientes de ajo y estarás proporcionando a tu cuerpo uno de los mejores medicamentos naturales que existen!


4- Incluye alimentos antiinflamatorios en tu dieta

Desde hace mucho tiempo he incorporado a mi cocina dos ingredientes esenciales: el jengibre y la cúrcuma. El jengibre se puede consumir en forma de condimento en polvo añadiéndolo a zumos o al yogur. También puedes encontrar en el supermercado infusiones de jengibre ya preparadas o bien prepararlas tú mismo. Por otra parte la cúrcuma, ingrediente principal de la salsa de curry, es un potente antiinflamatorio que puedes comprar en polvo y añadir como condimento a tus platos. Pero cuidado, es importante que lo combines con pimienta negra para poder beneficiarte de todas sus propiedades.

Aunque no es un alimento, yo también utilizo muchísimo el bálsamo de tigre como antiinflamatorio de uso tópico. Viene muy bien para aliviar los dolores musculares provocados por una inflamación y también para respirar mejor en procesos catarrales. Es interesante tener un botecito a mano a falta de los clásicos vahos de hojas de eucalipto.


5- Toma vitamina B

Una vitamina esencial para tu sistema nervioso e inmunológico. La encontrarás en legumbres (lentejas, garbanzos…), pescados, caldo de pollo, champiñones y germen de trigo. El caldo cocinado a partir de los huesos del pollo es un remedio muy efectivo que empleaban nuestras abuelas para recuperarse de los resfriados. Se ha demostrado que tiene propiedades medicinales para combatir enfermedades respiratorias. Por otra parte los pescados también te proporcionan ácidos grasos Omega 3 (salmón, atún, caballa).


6- Otros alimentos que no deben faltar…

Aunque ya he citado los más importantes, no está de más mencionar algunas pautas básicas. Que no falte en tu menú la vitamina A (frutos rojos, zanahoria, calabaza), antioxidantes (arándanos, espinacas, remolacha, brócoli, pipas de girasol), probióticos (kéfir, chucrut, yogur) y la vitamina E (aceite de oliva y frutos secos (almendras, nueces).

Espero que esta información acerca del Coronavirus te haya parecido útil. Si crees que puede ayudar a otras personas, por favor compártela. Recuerda que cuando cuidas tu salud, también estás protegiendo y cuidando la salud de otros.

Por último te dejo una canción preciosa que espero que te de ánimo y energía para mantenerte fuerte y saludable. Cuando te invada la preocupación, dale al play y recuerda que todo va a salir bien.

https://youtu.be/8r4Vs18vKO4

Abrazos de tierra!

¿Te ha gustado nuestro contenido? Ayúdanos compartiéndolo en redes sociales 😄

¿Quieres enterarte de todas nuestras noticias y publicaciones?

SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Deja una respuesta